No soy huachicolero

Esta es la carta que Othón Muñoz, conocido como «El Cachetes» envió a los medios de comunicación para explicar su detención y proceso judicial

A la opinión pública:

Por este conducto me dirijo a ustedes de la manera más respetuosa, con la finalidad de dar a conocer la verdad sobre los hechos ocurridos el pasado 20 de agosto del 2017, donde por una “confusión” fueron violentados  mis derechos Humanos y Constitucionales, así como los de mi familia.

Además de que me han acusado sin el menor fundamento de ser un líder “Huachicolero” y dedicarme al robo y comercio ilegal de combustible, asimismo  de imponerme el mote de “El Cachetes”, violentando mi vida privada, honor e imagen.

Si no había salido a dar mi postura, es por el sometimiento que sufría por parte de las autoridades, el temor a sufrir alguna represalia y para salvaguardar la integridad de mi familia, pero ¡Ya basta!… 

En la madrugada del 20 de agosto del 2017, un intempestivo operativo de la fiscalía General del Estado de Puebla cambio mi vida y la de mi familia, en razón de que fui confundido por un supuesto líder “HUACHICOLERO,” por lo que aclaro que nunca he sido investigado y mucho menos puesto a disposición de las autoridades por venta ilegal de combustible.

De igual forma es necesario puntualizar que durante dicho operativo estuvieron presentes elementos de la secretaría de  Marina, sin embargo, nunca intervinieron o me detuvieron como lo mencionan algunas notas periodísticas, y no existe algún documento oficial que lo demuestre.

Fue entonces que tras no encontrar ningún indicio que me incriminara, los que orquestaron el operativo, me sembraron drogas y armas para salir victoriosos y ocuparme como un botín político. Es decir, las autoridades en turno me fabricaron un chaleco a la medida que les ha servido a sus intereses, así como de apodarme “El Cachetes”.

Cabe señalar que debido al arbitrario operativo, el agente del ministerio publico de la fiscalía general del estado, Ehécatl Antonio Herrera de la Cruz,  fue vinculado a proceso por no acatar el amparo que suspendía temporalmente dichas diligencias, incurriendo  en el delito de desobediencia a una orden de una autoridad judicial federal (FED/PUE/PBL/0004248/2017).

Por dichas acciones, a mí familia y a mí  se nos reconoció como víctimas, por lo que actualmente tenemos dichas cedulas, que nos fueron otorgadas por parte del registro nacional de victimas (RENAVI), por las violaciones a nuestros derechos humanos y constitucionales. Mismo que anexo a la presente.

Reconozco el trabajo de las autoridades para combatir el problema de robo de hidrocarburos, sin embargo, por la efervescencia, la confusión y los beneficios de los mandatarios en turno y los participantes de dicho operativo, así como la mala información difundida por los medios de comunicación, han afectado  mi imagen como empresario y me han  ocasionado  un terrible daño moral y económico. 

Por tal motivo, les reitero y aclaro, no soy un líder huachicolero y ni me apodo el Cachetes, y  quedo a sus órdenes a efecto de ser entrevistado de manera personal y profesional por sus distinguidos medios de comunicación.

A T E N T A M E N T E

Lic. Othón Muñoz Bravo

Empresario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *