Denuncian que el Ayuntamiento de El Seco compró terreno robado

Irene Marina Aguirre Rojas, Presidenta Municipal de San Salvador el Seco y Oscar Muciño Vera, Síndico Municipal, le compraron a José Martin Evelio René Castillo Bonilla, Regidor de Gobernación un terreno que se encuentra ubicado a un lado del Mercado Municipal, el cual le fue robado, presuntamente, a la señora Lucrecia Pérez Corona, persona de la tercera edad y discapacitada.

Por tal motivo tanto la Presidenta Municipal, el Síndico, el Regidor de Gobernación y el cabildo en pleno están incurriendo en varios delitos como son: Corrupción, Despojo, Robo, Conflicto de Interés, Trafico de Influencias, Fraude a las arcas municipales, Uso indebido de Recursos Públicos, Chantaje y los que resulten responsables, denunció la víctima.

El 15 de diciembre del año de 1954 la Señora Lucrecia Pérez Corona, representada por su padre el Señor Jesús Pérez Flores, le compra a la Señora Alberta Gregoria viuda de Farfán, mediante el instrumento número 63, volumen 2, el terreno de la ocho sur y esquina tres oriente en San Salvador El Seco en la cantidad de 130 pesos, el cual cuenta con una superficie de 2 mil 549.72 metros cuadrados, dicho predio se encuentra debidamente inscrito en el Registro Publico de la Propiedad del Distrito Judicial de Chalchicomula de Sesma (Ciudad Serdán), mediante la partida 532, a fojas 135, del libro I, tomo 103 de fecha 12 de septiembre de 2016, puesto que se realizó una reposición de asientos registrales.

Cabe mencionar Lucrecia Pérez Corona es una persona de 66 años, discapacitada ya que presenta secuelas de poliomielitis, por lo que en el año 2000, se vio en la necesidad de salir de su pueblo natal de San Salvador el Seco, hacia la Ciudad de Puebla, en busca de una mejor oportunidad de vida, sin embargo el Señor José Martin Evelio René Castillo Bonilla, quien actualmente funge como Regidor de Gobernaciónen el actual Ayuntamiento de El Seco, en el año 2003 al percatarse, que la propietaria del terreno de la ocho sur y esquina tres oriente del mismo Municipio se encontraba en la Ciudad de Puebla, de forma perversa y abusiva promovió un Juicio de usucapión bajo el expediente 1802/2003, logrando su cometido, y aunque la señora Lucrecia y sus hermanos promovieron amparos y otros litigios, sus esfuerzos fueron inútiles por la falta de recursos económicos. 

Ahora bien, a pesar de que el Señor José Martin Evelio Rene Castillo Bonilla obtuvo sentencia favorable del terreno de la 8 sur y esquina 3 oriente de este multicitado Municipio, el día 31 de agosto de 2012, dicha sentencia la inscribió hasta el día 4 de mayo de 2021, para que fungiera como como su título de propiedad, es decir que lo ocultó 9 años.

Sin embargo  en fecha 10 de mayo de 2021, le vendió a su propio Ayuntamiento de San Salvador el Seco, el terreno de la ocho sur y esquina tres oriente en el cantidad de $3,194,987.00 (tres millones ciento noventa y cuatro mil novecientos ochenta y siete pesos), tal y como se acredita con el Instrumento 29386, volumen 277, de fecha 2 de junio de 2021, que fue emitido por la Notaria 1 de Ciudad Serdán, Puebla, cuyo titular es el Abogado Juan Manuel Márquez Alcázar, quedando debidamente inscrita bajo la partida numero 582 a fojas 152 frente, libro 1, tomo 112, agregándose a fojas 302 a 349 del libro APD tomo 604, de fecha 8 de junio de 2021.

Por otra parte, es importante mencionar que el terreno, aunque fue vendido en 3 millones 194 mil 987 pesos, en realidad su valor es de $18,358,005.60 (dieciocho millones tres cientos cincuenta y ocho mil cinco pesos con sesenta centavos), de acuerdo con el avalúo emitido por grupo I.T.C, empresa dedicada a la topografía, diseño, construcción y electrificación. 

La afectada junto con su abogado procederán a realizar todas las acciones jurídicas, que sean necesarias a fin de que el Ayuntamiento realice la devolución material del multicitado terreno objeto de controversia a la señora Lucrecia Pérez Corona, legitima propietaria del mismo y para ello se pide la efectiva intervención del Señor Gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, en “quien depositamos toda nuestra confianza para lograr dicho cometido”. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *