Agua de Puebla hará uso de energías limpias en el 25% de su consumo

En el marco del Día Mundial del Medio Ambiente y como parte de su Compromiso de Responsabilidad Social, Agua de Puebla para Todos arrancó su proceso de innovación hacia la transición energética, mediante el consumo de energías renovables, de tipo solar y eólico, iniciando con el cambio de energía limpia en los primeros 12 sitios y fuentes de abastecimiento, las de mayor consumo, lo que representará el 25% de su consumo total, en una primera etapa.

Ante un futuro de transformación energética en todas sus instalaciones para contribuir a reducir los índices de contaminación y lograr la Sustentabilidad Ambiental, Agua de Puebla realizó ya las primeras acciones de renovación en las instalaciones de la Planta Potabilizadora de Agua Sulfurosa Paseo del Río y en el Pozo Las Ventanas, las cuales operan ya con sistemas de producción de energía solar renovable que se obtiene de fuentes naturales y excluyen la contaminación, principalmente por emisión de gases de efecto invernadero, causantes del cambio climático.

Al ser una Empresa Socialmente Responsable, Agua de Puebla reemplaza la energía tradicional de fuentes fósiles, para darle paso a estas nuevas fuentes de energía, limpias y renovables, en todas sus fuentes de abastecimiento como Pozos Profundos, Plantas Potabilizadoras, Ablandadoras y de Tratamiento de Aguas Residuales, Tanques, Rebombeos y otros sitios donde se irá sustituyendo de manera paulatina dicha energía.

Con el arranque de esta primera etapa, se da el primer paso para insertarse de lleno a la transición energética, en un total de 12 sitios donde se sustituirá la fuente de energía en los próximos meses, continuando esta semana en las instalaciones de la Planta Potabilizadora de Agua Sulfurosa San Felipe, así como en los Tanques Amaxali y La Constancia; no obstante, la transformación total se realizará en 3 etapas.

Para lograr esta transición, se necesitan adecuaciones a la infraestructura con procedimientos constructivos que requieren del paro temporal de las fuentes de abastecimiento donde se realizan los cambios, tal es el caso de los pozos profundos, donde se realiza paralelamente la renovación del equipo de bombeo actual por uno que garantice una mejor eficiencia energética al reducir el consumo eléctrico, asegurando la sustentabilidad de los niveles freáticos en esas fuentes de abasto y por ende, la producción constante de agua necesaria para abastecer del vital líquido a la población.

La transformación del consumo de energía para la producción de agua en los pozos que opera Agua de Puebla, dará sustentabilidad al 25% de toda la energía tradicional que se consume actualmente, pasando al uso de la que se produce en una planta de energía solar, lo que asegura la sustentabilidad de todo el proceso de extracción del agua y coloca a Agua de Puebla a la vanguardia a nivel nacional en el uso de este tipo de energías para el suministro de agua, garantizando el servicio para futuras generaciones.

Agua de Puebla cumple así su responsabilidad social, no sólo de ofrecer agua suficiente y de calidad, sino de lograr su eficiencia energética con el uso de energías renovables que contribuyan tanto a reducir los costos de producción, como a reducir la contaminación, evitando el calentamiento global, coadyuvar a cuidado del medio ambiente y lograr su sustentabilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.