Urge un cambio radical en el IPN para evitar la corrupción: JTM

Es urgente garantizar el derecho a la educación al interior del Instituto Politécnico Nacional (IPN) así lo solicitó el colectivo de Justicia Transversal Mexicana (JTM), quien advirtió que “para evitar más actos de corrupción, es necesario una transformación seria y hacer ajustes profundos”.

“Es necesario sostener un cambio verdadero al interior del IPN, de manera particular de la Coordinación Nacional de Cálculo y la dirección de Cómputo y Comunicaciones, si realmente se quiere erradicar la corrupción”, afirmó su presidente Mauricio Santiago Eder.

Explicó que el director Arturo Reyes Sandoval debe contribuir para detener las acciones ilícitas que desde administraciones pasadas se han realizado en perjuicio de millones de integrantes de la comunidad politécnica.

“Sabemos que autoridades de la Fiscalía General de la República y de la Auditoría Superior de la Federación sostienen una investigación profunda a estas direcciones desde administraciones como la de Mario Alberto Rodríguez Casas, Enrique Fernández Fassnacht y Yoloxóchitl Bustamante Díez”, dijo.

Recordó que los titulares de las direcciones de Recursos Materiales, Órgano Interno de Control y la oficina del Abogado General, fueron removidos tras sendas investigaciones judiciales que realiza la Fiscalía General de la República (FGR), por estos presuntos actos de corrupción.

Sin embargo, Santiago Eder, advirtió que las auditorías ubican otras presuntos hechos de corrupción al interior de la Coordinación Nacional de Cálculo y de Cómputo y Comunicaciones, hechos que lesionan a miles de estudiantes, investigadores y docentes del Instituto.

Recordó que Carlos Ruiz Víquez Cuevas, titular de la Coordinación Nacional de Cálculo y sus subalternos, David Eduardo Magaña Martínez y Francisco Javier Hernández Betancourt, de la dirección de Cómputo y Comunicaciones, son algunos de los nombres que aparecen en la investigación de la FGR como responsables de estos presuntos actos de corrupción.

Explicó que ellos han comprometido la telefonía digital y el cableado estructural, de manera particular de fibra óptica, en los recintos del IPN, dejando al desamparo de miles de estudiantes y científicos en todo el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *