Universitarias

Universidad incluyente y con trato humano, destacó la Rectora Lilia Cedillo

En su Segundo Informe de actividades la Rectora Lilia Cedillo Ramírez, dividió los temas de su administración al frente de la BUAP.

En el primer eje del Plan de Desarrollo Institucional (PDI), afirmó que:

“Revisamos con mirada crítica nuestras acciones y tras imaginar la meta por alcanzar enfrentamos los retos con decisión”.

Para su gestión es fundamental apoyar la labor docente, dijo. “Reconocemos la labor de los profesores de todos los niveles; su trabajo es primordial en el cumplimiento de la gobernanza”.

Por ello, de 2022 a la fecha se otorgaron plazas de tiempo completo a profesores de facultades, escuelas e institutos; 300 académicos fueron beneficiados con promociones de plaza; 419 obtuvieron definitividades y mil 592 estímulos al desempeño.

Tras señalar que este año ha sido importante en retos y decisiones, recordó que el pasado 13 de junio el Congreso del Estado aprobó la reforma integral a la Ley de la BUAP, una iniciativa respaldada por la comunidad universitaria. La nueva Ley fue resultado de un esfuerzo conjunto entre el Ejecutivo del estado, el Poder Legislativo y la institución; por ello agradeció al gobernador Sergio Salomón Céspedes y a los diputados locales.

Subrayó que en esta ley se incorporaron disposiciones para afianzar la autonomía universitaria, y temas indispensables en deporte, cuidado de la salud, medio ambiente y biodiversidad, bienestar psicoemocional, multiculturalidad, internacionalización, preservación, enriquecimiento y difusión de los bienes, e inclusión de grupos vulnerables y personas con discapacidad. A esta armonización con la Ley General de Educación Superior, le siguió la reforma al Estatuto Orgánico, también sustentada en una consulta en la que participaron más de 50 mil universitarios; 92 por ciento estuvo de acuerdo con ella.

Con relación a la política de género, dio a conocer que se integró la Comisión Estatutaria Especial de Género, se entregó el Espacio de la Mujer y se benefició a más de 400 estudiantes madres de menores de 12 años con horarios de clases que les permitieran la crianza de sus hijos. Además, se instalaron espacios especiales de lactancia.

En cuanto al presupuesto ejercido y al manejo de las finanzas, recordó que su compromiso fue mantener la estabilidad económica y la transparencia. Destacó que la rendición de cuentas, la toma de decisiones informadas, así como crear un entorno honesto, son parte primordial de la Nueva Cultura Universitaria.

“Agradezco al Consejo Universitario su respaldo para que los compromisos sean una realidad. Así también, las opiniones y sugerencias de estudiantes, quienes con sus ideas impulsan la creación de nuevos programas institucionales; a profesores, investigadores y administrativos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *